Depresión y Trastornos del estado de ánimo

La depresión en términos de psicología hace referencia a un trastorno del estado de ánimo que nos lleva que sintamos una profunda tristeza, que no tengamos motivación y nos encontremos abatidos generando un fuerte malestar interior y afectando a nuestras relaciones con otras personas, como pueden ser la familia, amigos, pareja, etc., de decir, prácticamente con el mundo entero.

Los trastornos del estado del ánimo son un grupo de alteraciones psíquicas unidas a la presencia de estados de ánimo alterados de forma más o menos duradera que provocan una alteración considerable en la vida de la persona.

De todo ello, resulta dicho estado de ánimo extremo y patológico haciendo muy difícil la adaptación de la persona a su vida diaria.

Ansiedad

La ansiedad es una respuesta adaptativa del organismo contra lo que advierte como una amenaza para su integridad tanto mental como física.

Nos prepara para la acción, nos activa para responder frente a un problema, activando nuestros recursos de resistencia para sobrepasar una situación determinada.

Hasta cierto punto todos la padecemos en nuestro día a día, sin embargo, los problemas pueden tener lugar cuando esta reacción es desproporcionada y mantenida en el tiempo.

Además, obstaculiza seriamente el devenir de nuestras vidas, dando lugar como es lógico a una serie de síntomas.

Fobias y miedos

El miedo es una emoción que se caracteriza por una intensa sensación, normalmente desagradable, originada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso a veces pasado.

Se trata de una emoción primaria que se procede de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se evidencia en todos los animales, incluyendo por supuesto al ser humano.

Las fobias están formadas por miedos desadaptativos, y son un trastorno psicológico que tiene una importante incidencia en la población a nivel mundial. Suelen comenzar en la infancia y se hacen crónicos con el transcurso de los años por mecanismos de aprendizaje. Una de cada veinte personas normalmente, padece una fobia de una u otra clase.

Terapia de pareja

En el momento en que la relación empieza a deteriorarse y se considera de forma seria que no se quiere aguantar más y no se encuentra ninguna salida, es el momento de considerar la posibilidad de que alguien ajeno y profesional pueda ayudarle. Es mejor acudir cuando se ve el problema, y no cuando ya no haya solución, por eso, la mejor opción es prevenir.

En una relación siempre existe la posibilidad de separarse, pero hay que tener en cuenta que es bastante dolorosa, especialmente cuando hay hijos pequeños implicados.

En la terapia de pareja ambos tienen que estar dispuestos a colaborar, y normalmente es uno el que da la voz da alarma y el otro, como mínimo, colabora. En caso contrario, el que descubre el problema aún puede acudir al psicólogo, que podrá ayudar aún teniendo menor margen de maniobra.

Terapia de Grupo

La Terapia de Grupo es un tipo de terapia psicológica que se realiza con un grupo de personas en lugar de con una sola persona.

La terapia de grupo puede tener muchos beneficios, ya que proporciona una red de apoyo y ofrece la oportunidad de conocer a otras personas que experimentan problemas similares. Se trabaja junto con el terapeuta y los otros miembros del grupo, a los que se anima a compartir sus propias experiencias y trabajar en una mayor comprensión de sí mismos.

Hoy en día, la Terapia de Grupo normalmente implica un pequeño grupo de personas (entre 8 y 10) y un terapeuta. Durante la primera sesión de terapia, los integrantes del grupo pueden empezar por presentarse y compartir por qué están allí.

Adicciones varias

La adicción es la pérdida de control acerca de nuestra conducta.

Si somos adictos a algo, experimentamos un gran deseo y necesidad de continuar llevando a cabo dicha conducta adictiva, no somos capaces de parar de hacerlo y es muy complicado detener esta conducta.

Si por cualquier razón no podemos desarrollar la conducta adictiva sentimos un importante malestar, agitación e intranquilidad.

A pesar de que conozcamos y seamos conscientes de que esa comportamiento es perjudicial para nuestra salud nos sentimos incapaces de dejar de continuar repitiéndola.

Atención temprana

Se define la Atención Temprana el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y a su medio, que tienen por objetivo atender, lo más rápidamente posible, las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos.

Estas intervenciones, que deben considerar a la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar”.

Tienen por objetivo aprovechar la plasticidad neuronal existente a estas edades, dando respuesta lo más pronto posible a problemas presentes en los niños o que tienen el riesgo de padecer.

Trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una de las cinco enfermedades psicológicas más habituales y está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las 20 enfermedades más incapacitantes.

Se trata de un problema neurológico que se traduce en un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos obsesivos, es decir, rumiaciones cognitivas constantes que generan gran preocupación, temor y ansiedad a la persona, repercutiendo negativamente sobre la calidad de vida de la persona en prácticamente todos los ámbitos importantes donde se va desarrollando.

Se caracteriza por pensamientos intrusivos y rituales obsesivos. Los pensamientos intrusivos son ideas fijas que con asiduidad invaden la mente en contra de la voluntad. Son recurrentes y muy persistentes, y producen inquietud, temor o preocupación.

Informe psicológico judicial

Los informes periciales psicológicos se resumen en un documento científico elaborado por el psicólogo forense cuando termina un proceso de evaluación y análisis exhaustivo de las personas que se han podido ver implicadas.

En dicho informe el psicólogo indica la situación en el que se encuentra la salud mental de un imputado, refiriendo cualquier secuela psicológica procedente de algún episodio traumático. Con dicho estudio, el juez dispone de una herramienta sobre la que asentar su decisión.

Es a su vez un documento legal, y por lo que vale como prueba judicial para cualquier proceso y se rige según la Ley del Enjuiciamiento Criminal de España (Artículo 478). Además, se puede guardar, por lo que sus resultados se registran para siempre.